TEJIDO CONJUNTIVO

Su origen embrionario es a partir del mesénquima.

El tejido conjuntivo está compuesto por células, y una matriz extracelular abundante que contiene proteínas estructurales (fibras) y proteínas especializadas que forman la sustancia fundamental. Es un tejido muy vascularizado.

20161029_145520
Tejido conjuntivo laxo. Bola de edema

Células

Las células del tejido conjuntivo son de dos categorías: células residentes y células transitorias.

Células residentes: Fibroblasto, fibrocito, adipocitos

El término de “residentes” hace referencia a que son una población estable células, la cual está comprendida por fibroblastos (que secretan y mantienen los componentes extracelulares) y los adipocitos, cuya función es el almacenamiento y liberación de los lípidos neutros que se utilizan como fuente de energía para el metabolismo de otras células en todo el organismo.

Células transitorias: eosinófilos, monocitos, linfocitos, macrófagos, plasmocito 

El término de  “transitorias” hacer referencia a una población de células móviles que emigran de la sangre en respuesta a  ciertos estímulos, y se introducen en el tejido conjuntivo,a través de la sustancia fundamental.

Fibras 

Colágenas

Son las más abundantes del tejido conjuntivo, presentan una resistencia tensora importante, y son flexibles.

Si las observamos con un microscopio óptico, se encuentran dispuestas como estructuras onduladas, de espesor variable y longitud indeterminadas.

Reticulares:

IMG_20170403_151556

Se denominan así porque se organizan en redes

Al igual que las fibras colágenas, las reticulares están compuestas por fibrillas de colágeno, pero las reticulares están compuestas por colágeno tipo III.

No es posible visualizar las fibras reticulares en preparados de rutina con  Hematoxilina y eosina, pero con técnicas especiales como la doble impregnación argéntica o PAS, presentan un aspecto filiforme.

Elásticas 

IMG_20170403_152142

Son más delgadas que las fibras colágenas, y se organizan formando una red tridimensional. Se tiñen con la eosína, aunque a veces es necesario utilizar técnicas de coloración especiales, por ejemplo, la orceína o resorcina fuscina, ya que muchas veces es difícil diferenciarlas de las colágenas.

 

Los diversos tipos de tejidos conjuntivo poseen diferentes funciones. 

Algunos ejemplos:

El tejido óseo es otra forma de tejido conjuntivo que contiene un solo tipo celular el osteocito, siendo éste el que produce el gran volumen de fibras que contiene el tejido óseo.

Las fibras de este tejido se encuentran organizadas siguiendo un patrón especifico y se calcifican para conseguir la dureza típica del tejido.

El tejido conjuntivo laxo, contiene una variedad de células, como lo son los plasmocitos, macrófago, linfocito, eosinófilos y fibroblastos.

Mientras que los fibroblastos producen las fibras extracelulares y la matriz extracelular, los otros tipos celulares están asociados con el sistema inmunitario.

Actualmente el tejido conjuntivo se clasifica de la siguiente manera:

Tejido conjuntivo embrionario:

Tejido conjuntivo mesenquimático

Se encuentra en el embrión principalmente. La sustancia fundamental es viscosa; contiene células pequeñas que poseen prolongaciones que entran en contacto con prolongaciones de células vecinas y en los puntos de contacto hay uniones de hendiduras. Éstas células presentan aspecto fusiforme.

Tejido conjuntivo mucoso

Se encuentra en el cordón umbilical

Las células fusiformes se encuentran muy separadas y  está compuesto por una matriz extracelular especializada que se denomina Gelatina de Wharton

Tejido conjuntivo del adulto:

Tejido conjuntivo laxo 

Se encuentra debajo de los epitelios que revisten las cavidades internas y que tapizan las superficies externas, también está asociado con el epitelio de glándulas y rodea vasos sanguíneos pequeños.

Es el primer lugar donde los patógenos que atravesaron la superficie epitelial pueden ser atacados por las células del sistema inmune.

Se caracteriza por presentar una diversa y abundante variedad de células de diferente tipo, y por sus fibras que se encuentran desordenadas.

En el encontramos fibras colágenas delgadas y relativamente escasas,pero sin embargo, la sustancia fundamental es abundante.

Tejido conjuntivo denso modelado y no modelado

El tejido conjuntivo denso  no modelado se caracteriza por abundancia de fibras, escasas células que son generalmente de un solo tipo, el fibroblasto.

En consecuencia de su gran proporción de fibras colágenas, provee una gran resistencia , las fibras se encuentran dispuestas en haces orientados en diferentes direcciones,por la disposición irregular de sus fibras  es que recibe el nombre de tejido denso no modelado

El tejido conjuntivo denso modelado, se caracteriza por sus células y fibras que se organizan en haces paralelos muy juntos.  Es el componente funcional de los tendones, aponeurosis y ligamentos.

Sus fibras son también al igual que en el tejido conjuntivo no modelado su característica prominente, hay muy poca sustancia fundamental .

Preparados virtuales:

Tejidos conjuntivos especializados: 

(Se profundizarán los TC especializados en otra entrada)

Preparados virtuales:

  • Tejido linfático

Ganglio linfático

Timo joven y adulto

 

 

  • Tejido sanguíneo y hematopoyético

Frotis de sangre 

Hematopoyesis

 

 

BIBLIOGRAFÍA 

  •  Ross, M., (2007), Histología: Texto y atlas color con Biología Molecular Y Celular. Editorial Médica Panamericana

 

Anuncios